Los jóvenes de hoy se asemejan al tiempo que estamos viviendo, característico de un mundo cambiante. Les toca a ellos tomar posesión de caminos que produzcan victorias.

jovenes-contemporaneos

Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. Eclesiastés 11:9.

Nuestros jóvenes se distinguen por:

Tienen acceso a mucha información. Cuentan con lo increíble en cuanto a información. Se esfuerzan por dedicar el mayor tiempo en buscar, aprender, abarcar cuantos temas sean necesarios. La sabiduría la tiene en sus manos, solo con dar un clic.

Trabajan, siempre ocupados, cansados físicamente y mentalmente. Trabajan, intentan ganar mucho, si es posible, en lo más sencillo, pero que aporte bastante. Vinculan estudios, trabajos, juegos, fiestas, vacaciones. Siempre tienen algo que hacer, aunque para ellos el hacer signifique no hacer nada. Se cansan, se agotan, duermen mucho, sus mentes están muy ocupadas. Algunos manifiestan una capacidad de atención muy limitada, al parecer viven centrados en ellos mismos.

Han recibido mayor confort y prosperidad económica comparada con los de sus padres.Al nacer los primeros hijos, los padres pretenden complacerle en aquello que no disfrutaron, su interés es darle lo mejor. Es así que la juventud ha tenido lo que otros no han disfrutado, son dichosos.

Viven situaciones disfuncionales.La mayoría de los jóvenes provienen de familias disfuncionales y generalmente los patrones paternos son transferidos y asimilados por sus hijos. Esto puede provocar en ellos la ausencia de autoridad y de estabilidad y manifestar una tendencia a desconfiar de los adultos, a sea, no tomarlo en cuenta en caso de necesitar ayuda, aunque algunos se refugian en personas que califican como seguros y pueden ser abusados.

Son sexualmente activos.Buscan el placer y la satisfacción desde temprana edad. Sexo, eso es lo que quieren, como sea, con quien sea, donde sea, cuando sea. Practican la entrega sexual transitoria y deliberada que les provoca pérdida de dignidad. Como su actividad es prominente e inesperada, muchos se confunden y son engañados a realizar actos sexuales vergonzosos como lo es la homosexualidad y el lesbianismo. El sexo fue creado por Dios para el disfrute íntimo del hombre y la mujer en unión matrimonial.

Apariencia que demuestra una educación carente de valores, debido a la maldad heredada de sus semejantes y visualizada en su propio espacio vital. Hoy se habla de pérdida de valores en la sociedad, implantada por la cultura, medios de comunicación, la educación, etc. Se traduce en un comportamiento inadecuado que afecta a las familias y por ende a la sociedad. Para rescatar los valores en la juventud, el trabajo debe comenzar desde adentro, en la familia.