Durante los años de ¨luna de miel¨ ocurren prácticas que alimentan la relación matrimonial. Pero al pasar de los años esta puede ser desatendida e influir en su calidad.

Matrimonio-feliz-joven

Durante los años de ¨luna de miel¨ ocurren prácticas que alimentan la relación matrimonial, proporcionando sentido, creatividad, compromiso, futuro. Al pasar de los años, esta puede ser desatendida e influir en su calidad debido a diversos quehaceres. Las relaciones decadentes deben reiniciar, recordar y practicar aquellas cosas que les hacían felices.

Yo soy de mi amado, y conmigo tiene su contentamiento. Cantares 7:10.

Puedes disfrutar de un matrimonio feliz si…

  1. Amas a Dios

El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor (1 Juan 4:8). El principio del amor es Dios, si no le amamos a él, será muy difícil amar a otra persona innegablemente.

  1. Ama y Respeta

El hombre espera que su esposa lo respete; la mujer, que su esposo la ame. «…cada uno de vosotros  ame también a su mujer como así mismo; y la mujer respete a su marido» Efesios 5:33. ¿Cómo? Evitar los insultos, ofensas, desprecios; procurar ser amable, dulce, servicial, tener iniciativas y buena disposición. Dar lugar a la felicidad no solo a partir de lo que recibes, sino también de lo que das.

  1. Aprende a vivir con sus diferencias

Dios nos hizo diferentes…varón y hembra los creó Dios (Génesis 1:27). Crecimos en lugares, culturas, ambientes y  familias diferentes. Tu propia forma de ser diferente es importante para usted mismo, su cónyuge piensa igual de sí mismo, pero no deben conducirnos al egoísmo e ignorancia.

  1. Te comunica

Nunca grites, no te irrites. «ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen» Efesios 5:4. La comunicación concibe y da a luz: valorar, respetar, considerar, llegar a un acuerdo. No enmascare un mensaje; si hay intimidad, hay respeto, si hay respeto, hay confiabilidad, si hay confiabilidad, no hay maldad, y si no hay maldad, entonces hay comprensión, y si hay comprensión, entones hay buena comunicación.

  1. Reafirmas tu pacto

Cuando reafirma tus votos a tu cónyuge, estás diciendo que aún falta lo mejor y proporcionas seguridad. «Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida» Efesios 5:25.

  1. Le dedicas tiempo a quien lo merece y es importante para los dos

Existe tiempo para muchas cosas, pero lo que si nunca debe faltar es el tiempo de calidad del matrimonio, es importante y lo merece. «Honroso sea en todos el matrimonio» Hebreos 13:4. El tiempo dedicado honra el matrimonio.

  1. Le perdonas y le pides perdón a tu cónyuge

Hay que pedir perdón y perdonar, demostrar el cambio de sentimientos y acciones proporcionado por el perdón. «…perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros…»Efesios 4:32. No acumulen problemas, hay que abrirse al perdón, también somos débiles.

  1. Alimentas el amor

Y yo con el mayor placer…me gastaré del todo por amor…aunque amándoos más, sea amado menos (2 Corintios 12:15). El amor necesita cuidados específicos, en decadencias, en tiempos buenos también. Entrega todo lo necesario y útil para tu amor, ve a los detalles.